fbpx

En el presente artículo queremos hablaros del liderazgo empresarial. Y es que, la labor de un buen líder resulta esencial en un equipo de trabajo. Por esta razón, aquellos profesionales que desempeñan el liderazgo en una empresa asumen una importante responsabilidad. El líder motiva, enseña, forma, acompaña, inspira y guía al equipo de profesionales hacia la meta. Por ello, resulta necesario que este profesional tenga determinación y autoconfianza en la toma de decisiones.

El coaching ejecutivo es uno de los procesos de ayuda para altos cargos y directivos. Personas que quieren adquirir nuevas habilidades o perfeccionar alguna de ellas. Este proceso está guiado por la búsqueda de un objetivo concreto que queda definido en la etapa inicial del camino.

Para alcanzar dicha meta, es necesario que el profesional concrete cuál será su estrategia a seguir. Es decir, cuál será su plan de acción. Existen distintas razones por las que un líder puede iniciar un proceso de coaching. Por ejemplo, la superación de creencias limitantes en torno a este rol profesional. O, también, las dificultades para delegar con confianza en los profesionales del equipo. En otros casos, es el deseo de mejorar la comunicación con los demás lo que motiva este aprendizaje.

¿Pero cuáles son las habilidades de un buen líder? A continuación descubrirás cuáles son los aspectos más relevantes del liderazgo para nosotros. Estas son algunas de las habilidades que el profesional podrá perfeccionar durante un proceso de coaching ejecutivo.

El coaching profesional es clave para los líderes de tu empresa

En Cresenzia ayudamos a profesionales y empresas a aumentar el rendimiento de los profesionales en puestos de responsabilidad, fomentando el liderazgo y el buen funcionamiento de los equipos.

Cuáles son las claves del liderazgo

En primer lugar, la empatía. La inteligencia emocional es esencial en el ejercicio de esta responsabilidad. Recuerda que trabajas con otras personas con las que estableces un vínculo de colaboración. Por ello, la empatía propicia esta comunicación asertiva con un equipo que está formado por personas diferentes.

La flexibilidad resulta igualmente determinante. En un entorno que puede llegar a ser muy cambiante, la capacidad de adaptación al cambio es un valor del líder que proporciona nuevas respuestas a situaciones que exigen una nueva mirada. Ten muy presente esta cuestión en la actualidad.

Las habilidades de negociación ocupan un papel primordial. Sabes que un líder se compromete con el cumplimiento de los objetivos. Y, en algunas ocasiones, el logro de una meta estará acompañado por la capacidad de negociar para alcanzar acuerdos.

El trabajo en equipo es una de las habilidades más decisivas en el ámbito profesional actual. Muchos empleados deben contar con esta capacidad cuando se incorporan a un puesto de empleo. Por ello, recuerda que, quien desempeña un rol de liderazgo, une a quienes forman parte del proyecto.

También necesitas la habilidad de tomar decisiones en un puesto de mucha responsabilidad. Como experto, debes adoptar decisiones constantes. Algunas medidas son especialmente complejas en función de las circunstancias de la empresa.

Las habilidades de comunicación son imprescindibles. El diálogo y la comunicación son aspectos relevantes del trabajo en equipo. Esta interacción hace posible el entendimiento, la escucha activa, la participación de las distintas personas del equipo y la búsqueda conjunta de soluciones.

No olvides el valor de las habilidades sociales. Un líder no trabaja en soledad, sino en compañía de otros profesionales. Estas son algunas de las habilidades más importantes que deberías alimentar. Un proceso de coaching ejecutivo te ayudará a perfeccionar aquellas habilidades que desees desarrollar.

Por último, y como dijo Dwight Eisenhower, “La cualidad suprema del liderazgo es la integridad”. Hacer lo correcto no siempre es fácil, pero un buen líder debe intentar llevar al equipo a lograr los objetivos garantizando no influir negativamente en ellos ni en agentes externos, por supuesto. La integridad es más una cualidad de la persona, pero también puede trabajarse sobre ella.

habilidades buen líder

Cómo ser un buen líder

El compromiso es uno de los principales ingredientes para lograr este objetivo. Dicho compromiso es la expresión de tu responsabilidad, de tu implicación y de tu coherencia. Se hace presente durante un proceso de coaching ejecutivo. El nivel de éxito en el resultado depende del propio grado de implicación.

¿Cuáles son los beneficios de este tipo de coaching para el profesional y para la empresa? Este escenario de autoconocimiento y reflexión propicia la evolución profesional. Y este aprendizaje, a su vez, fortalece a la empresa como marco en el que el experto pone en práctica lo aprendido.

Si ejerces esta labor en tu puesto de trabajo, resulta conveniente que seas proactivo. Practica esta proactividad en la toma de decisiones y en tu aprendizaje continuo. El proceso de coaching potencia este aprendizaje personalizado. De hecho, tendrás la oportunidad de identificar cuáles son tus fortalezas como líder.

Y, también, cuál constituye una posible debilidad. La etapa inicial comienza con el establecimiento de una alianza entre ambas partes. Posteriormente, reflexionarás en torno al objetivo principal del proceso. Y, avanzarás en la realización y puesta en práctica del plan de acción. Dicha estrategia te conducirá a la meta que quieres alcanzar.

 

El liderazgo empresarial es, como puedes ver, una importante responsabilidad a nivel profesional. Una responsabilidad a través de la que puedes influir de manera positiva en los demás. En otras palabras, influyes en tu equipo no solo a través de tus mensajes, sino también mediante tu propio ejemplo. Sin embargo, a través de este proceso de aprendizaje puedes visualizarte a ti mismo como el buen líder que pretendes llegar a ser.

Comparte el artículo en tus redes sociales